Gastos de envío gratis a partir de 50€

Llega septiembre y con él la vuelta de las vacaciones. Reincorporarse al trabajo, al cole, a las rutinas y obligaciones tras unos días de ocio y desconexión conlleva para el 38% de los españoles, el denominado ‘síndrome postvacacional’.

La vuelta a nuestra rutina diaria tras las vacaciones nos deja una sensación de tristeza, apatía, falta de energía y desmotivación.

El síndrome postvacacional no es una patología como tal, sino un “trastorno adaptativo”. Se manifiesta con síntomas que pueden variar de tipología e intensidad según sea la persona, su entorno, sus responsabilidades u obligaciones, incluso lo pueden padecer los niños y adolescentes, pero por lo general el síndrome postvacacional se caracteriza por un cuadro de características comunes al estrés y a la ansiedad, tales como:

  • Bajo estado de ánimo.
  • problemas para conciliar el sueño.
  • Apatía.
  • Ansiedad.
  • Falta de energía y cansancio
  • Sensación de hastío

El síndrome postvacacional no suele durar más de 2 ó 3 semanas pero en este periodo de tiempo la calidad de vida de quien lo padece disminuye considerablemente.

En muy pocos casos se precisa de  ayuda profesional, pero en ocasiones la presión de la vuelta al trabajo y/o a la rutina diaria puede causar estrés agudo con todos los signos que lo caracterizan: malestar, ansiedad, depresión, palpitaciones, sudoración, hiperventilación, taquicardias, temblores, cambios de humor, etc.

Consejos para afrontar la vuelta de las vacaciones:

  1. Empezar de manera gradual con la intensidad del trabajo, intentando acometer primero, si es posible, aquellas tareas que nos resulten más gratas.
  2. No llevar el trabajo a casa e intentar desconectar del móvil en nuestras horas de descanso.
  3. Aprovechar los tiempos de descanso para realizar alguna actividad agradable, deporte,relaciones sociales o familiares,algo de ocio cultural(ir al cine,visitar un museo).
  4. Dormir adecuadamente y mantener horarios regulares  en las horas de acostarse y levantarse,un adecuado descanso es fundamental para nuestro equilibrio mental.
  5. Una alimentación equilibrada y evitar los excesos a los que sucumbimos en verano.
  6. Es un buen momento para proponernos algún cambio en nuestros hábitos diarios, tanto de salud como dejar de fumar o practicar más deporte, como de ocio.

En definitiva, lo más importante es hacer que el cambio de las vacaciones al trabajo sea lo menos brusco posible y afrontar con actitud positiva la vuelta a la rutina.

En la farmacia contamos con un amplio surtido de suplementos y complementos naturales que pueden hacer más llevaderos algunos de los síntomas más comunes del síndrome postvacacional, como puede ser la dificultad de conciliar el sueño, el cansancio, la falta de energía…

Si necesitas ayuda o tienes dudas sobre el síndrome postvacacional, nuestro equipo te asesorará y recomendará lo más adecuado en tu caso, visítanos o ponte en contacto con nosotros.

¡Feliz vuelta de vacaciones a todos!

All search results
Carrito
No hay productos en el carrito!
Subtotal
0.00
Total
0.00
Continuar Comprando
0
Wishlist 0
Continue Shopping